Publicidad

Pubicidad

Para suerte nuestra los cuentos de Gary Aranda, Ingrid Cabezas, Alex Arone y sus dos invitadas Flor y Pilar, no son como los “cuentos” que nos cuentan los políticos, es decir no están llenos de demagogia ni de falsedades, al contrario como dice la bella y carismática Flor “sirven para curar el alma”.

EL FESTIVAL

La actividad desarrollada con mucho esfuerzo y dedicación por Gary Aranda, quien fue apoyado también por Alex y Danilo Arone, además de Ingrid Cabezas, resultó todo un éxito y sobre todo sirve, según los propios organizadores, para acumular experiencias de cara a la realización de eventos de mayor envergadura.

LA GRACIA DE CONTAR

Luego de asistir a una sesión protagonizada por estos jóvenes, pudimos apreciar que en efecto, el arte de contar cuentos no sólo sirve para recrearse y descansar un poco de la rutina cotidiana, también educa y pone sobre el tapete temas importantes, un cuento puede plantear un tema crucial, como la sexualidad femenina, muchas veces reprimida por una sociedad machista y discriminadora, o puede hablar de las esperanzas, de los sueños, del amor, pero también pueden ser críticos y referirse a los desengaños y a los vaivenes no siempre gratos, de la existencia humana.

LA DESPEDIDA

Finalmente las invitadas partieron con la promesa de volver, pero no es todo Gary y compañía –el laboratorio narrativo Kintu- ofrecen traer a más cuentacuentos, para acabar con ese fastidioso prejuicio de que un cuento encierra siempre una mentira, “los cuentos son reales”, hablan de cosas que nos pasan o nos podrían pasar, pero hablan de nosotros y de lo importante que es vivir con plenitud, indican.

 (Jesús Fernando Cruz Chumbe)

Leave your comments

Post comment as a guest

0

People in this conversation

Load Previous Comments